Usted está aquí: Inicio \ MODA \ Estilo \ Las 50 sombras...

Las 50 sombras...

Valora este artículo
(5 votos)

Que nos hicieron soñar, leer a E.L. James y descubrir a Christian Grey. Pero aquello era una fantasía y ahora que se acerca el día de San Valentín..., ¿has preparado algo especial? Porque Ana Lombardía organizó un Taller de Seducción con el que será fácil (muy fácil) subir la temperatura. 

Llega a la gran pantalla la segunda entrega de la novela de E.L. James. La misma que puso nuestro mundo patas arriba y rompió con el concepto vetado de la sexualidad. Tanto es así, que las tiendas de venta de productos eróticos han visto aumentadas sus ventas en un 200% en los últimos años. Pero no, no te asustes que no vamos a hablar (y menos explicarte) nada sobre esos "utensilios". Lo que sí que te avisamos es que eBay acaba de estrenar una nueva sección de juguetes para adultos y que estuvimos con Ana Lombardía en un Taller de Seducción para que nos contara cómo subir la temperatura este mes de febrero. ¿Quieres saber cómo?

 

La cama es para dormir y para...

Sí, eso, lo que estás pensando. Y ahora que se acerca San Valentín quizá sea una buena ocasión para encender unas velitas, poner música de fondo, crear un ambiente romántico y disfrutar de una noche para los dos. ¿Buscas algo original? A nosotros nos ha encantado la idea de usar una vela de masaje con distintos aromas que son súper hidratantes y que no queman, palabrita de la buena. Eso sí, ¡no la dejes arder más de 15 minutos! 

 

¿Qué tal un masaje?

Quizá acabe con final feliz... Sobre todo si utilizamos un aceite de masaje que incluya feromonas. Pero ptssss, ¡es nuestro secreto! Eso sí, Ana Lombardía insiste en empezar boca abajo y no demorarnos más de cinco minutos, ¡no vaya a ser que la relajación sea tal que se nos duerman! Y continuar boca arriba, donde estamos mucho más expuestos. Porque, ¿quién dice que no a un buen masaje?

 

El arte de acariciar

La piel es un órgano vivo, lleno de terminaciones nerviosas. Pero al igual que cuando nos vestimos no sentimos la ropa, al roce continuo se vuelve insensible, ¡o incluso puede llegar a ser molesto! Por eso, puedes utilizar una pluma para hacer tus caricias, ¡es una delicia! Y pasarla siempre por zonas amplias, sin repetir, para no perder esa sensación de no-sé-qué-que-se-yo que tanto nos gusta.

 

Despierta su sexto sentido

Porque a todos, en cierta medida, nos gusta dominar y ser dominados... Prueba a hacer algo diferente y tápale los ojos o sujétale las muñecas. En la oscuridad y ante el "no saber qué va a pasar" todos los sentidos se intensifican, ¡y mucho!. Eso sí, nunca tapes los ojos y menos pongas unas esposas a alguien que no quiere, ¡siempre con su consentimiento! Y si tienes ocasión, mejor utiliza un lazo específico, que sea de seda y fácil de deshacer, para que nadie se sienta prisionero.

 

Cómeme, pero de verdad

Porque un juego muy divertido (y delicioso) puede ser usar una pintura corporal especial... Tiene un exquisito sabor a chocolate, puede aplicarse en distintas zonas del cuerpo y no contiene azúcar, así que no nos dejará pringosos. Es el momento de dejar volar tu imaginación, ¡y tu faceta más artística!

 

Y para gustos...

Los sabores. Que son precisamente los que encontrarás en una amplia variedad de lubricantes. Los hay de varios tipos con distintas utilidades: los de base en aceite se absorben más rápido en la piel, los que contienen siliconas no son buenos amigos de otras siliconas y los de base acuosa..., seguramente serán el 3 en 1 que estabas buscando. Pero nosotras tenemos debilidad por el gel de masaje efecto calor con sabor mojito – que desatará muchas, muchas, pasiones.

Modificado por última vez en Lunes, 13 Febrero 2017 09:26

Síguenos en...

Suscríbete a nuestra newsletter

Conectados...

Tenemos 22 visitantes y ningun miembro en Línea

Nuestros socios