El Espigón: el encantador restaurante de la familia Cascajo Moro

Responsables de permitirnos disfrutar en Madrid de los mejores pescados y mariscos de las lonjas andaluzas, El Espigón es un destino idílico para los amantes de la buena mesa.

En pleno corazón financiero de Madrid, a orillas del emblemático Paseo de la Castellana, nos aguarda solemnemente El Espigón (c/ Poeta Joan Maragall, 58). El encantador restaurante de la familia Cascajo Moro, nos recibe siempre con un trato cercano y cordial que nos hace disfrutar plenamente de cada visita. Un elegante restaurante que abrió sus puertas hace casi tres décadas y que desde entonces no ha cesado de cosechar adeptos incondicionales.

El matrimonio Cascajo, compuesto por Ana y Carlos, nos adentra en El Espigón en una rotunda cocina de producto protagonizada por los mejores pescados y mariscos recién llegados de las lonjas andaluzas. Un tándem perfecto, que con la inestimable ayuda de su joven y emprendedor hijo Carlos, han logrado perfilar un modelo de éxito que se basa en una cocina honesta y de calidad.

El Espigón cuenta con varios espacios que se adaptan a cada ocasión. Desde la animada zona de barra, pasando por los acogedores salones hasta sus íntimos reservados. Sin duda, la ubicación perfecta para aperitivos improvisados, comidas con amigos o en familia, y eventos de todo tipo. El Espigón se convierte siempre en el destino ideal gracias a su versatilidad.

En su carta, no pueden faltar sus famosas frituras. Entre las que destacan los sensacionales salmonetes de Motril, las riquísimas puntillitas de Isla Cristina o los pequeñitos y sabrosos boquerones victorianos. Una fantástica forma de comenzar antes de pasar a probar sus impresionantes pescados y mariscos que varían en función de la temporada. Gambas blancas de Huelva, cañaíllas de Isla Cristina o langostinos de Trasmallo, nos conducen a sus fresquísimos pescados que comparten protagonismo con sus famosos arroces y sus impresionantes cortes de carne.

Una apetecible carta, con opciones para todos los gustos, que culmina con un seductor apartado de postres caseros que hará las delicias de los más golosos.

More from Ana María Ferrer
3, 2, 1… ¡Sonríe!
Porque una sonrisa bonita puede cambiarte (literal) tu forma de expresarte con...
Read More
0 replies on “El Espigón: el encantador restaurante de la familia Cascajo Moro”