5 tratamientos de cirugía estética que sí querrás hacerte

La sociedad (y las redes sociales) han normalizado que mejorar nuestra estética no es algo que esconder. El querer corregir nuestros defectos –y poder hacerlo– ha hecho crecer la demanda de los tratamientos médicos estéticos. Desde Estética Dexeus nos cuentan qué está en auge.

Aumento (o reducción) de pecho

Sin duda, es la estrella. Somos conscientes de los buenos resultados obtenidos y del amplio público al que puede satisfacer. En chicas más jóvenes, su prioridad es aumentar talla: les hace verse mejor y sentirse más seguras. En mujeres adultas, los especialistas en cirugía estética de Dexeus nos comentan que más que hablar de aumento hablamos de mejora física, ya que el embarazo y la lactancia puede desmejorar mucho su aspecto y es la forma más sencilla de “recuperar” su pecho. Por supuesto, también nos encontramos la opción de reducción, aunque es menos frecuente, con resultados altamente satisfactorios.

Abdomen plano (sí o sí)

O lo que también es conocido como operación de abdomen o abdominoplastia. Consiste en la eliminación del exceso de grasa y piel en esta zona, bien provocada por un embarazo o cambios bruscos de peso, por lo que en muchos casos además es necesario reparar los músculos debilitados o separados para crear un abdomen más liso y firme. No está indicado en aquellos casos en los que el problema es de obesidad y, según el problema principal, pueden utilizarse diferentes técnicas, por lo que siempre se recomienda una consulta con un especialista para evaluar cada caso individual.

Fuera cartucheras

No importa que la genética haya hecho una mala jugada a nuestras caderas: se puede corregir. Lo que en su momento era el conformismo del cuerpo botijo, hoy puede corregirse con resultados realmente satisfactorios. Efectivamente, hablamos de liposucción. Pero mucho menos agresiva con Laserlipolisis. Se trata de un nuevo procedimiento mucho menos invasivo que “licua” la grasa a través de una cánula para su eliminación a través del sistema linfático. La recuperación es muchísimo más rápida y los resultados, más uniformes.

Mejora tu zona íntima

Cuando lo vimos por primera vez en Sexo en Nueva York nos pareció que “era exagerado”. Hoy día, no. La sexualidad de las mujeres se alarga y se disfruta durante mucho más tiempo, no acaba en la maternidad, y si nos queremos ver bien en muchos de nuestros aspectos, ¿por qué no hacerlo en nuestra zona íntima? Es conocida la reducción de labioplastia, pero también se trabaja su aumento, así como la liposucción del Monte de Venus. Otros tratamientos serían el rejuvenecimiento vaginal con ácido hialurónico para reducir la sequedad o la reducción del clítoris; así como la rehabilitación del suelo pélvico.

Olvídate del párpado caído

Suma edad, es molesto y, muchas veces condicionado por la genética, poco se puede hacer para solucionarlo – a parte de la cirugía. También conocida como blefaroplastia, mejora la apariencia de los párpados superiores, los párpados inferiores (o ambos). Eso sí, es una de las intervenciones más incómodas ya el hinchazón en los ojos es inevitablesy los resultados serán visibles en 3 o 4 semanas, pero la cicatriz es imperceptible y la mejora muy notable.

More from Ana María Ferrer
Los regalos (más beauty) para el Día de la Madre
Belleza y bienestar. Es lo que mejor resume (y más seduce) la...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *