Audemans Piguet lanza una nueva colección en colaboración con Matthew Williams

Si eres fan incondicional de las colaboraciones, toma nota: Audemars Piguet presenta nuevos modelos junto al diseñador estadounidense Matthew Williams, fundador de la marca 1017 ALYX 9SM. Cuatro nuevas referencias Royal Oak y Royal Oak Offshore, así como un reloj Royal Oak único.

La Manufactura suiza de Alta Relojería Audemars Piguet tiene el placer de anunciar una nueva colaboración con el diseñador estadounidense Matthew Williams, fundador de la marca 1017 ALYX 9SM. Para conmemorar la ocasión, se lanzan simultáneamente cuatro nuevas Referencias Royal Oak y Royal Oak Offshore, así como un reloj Royal Oak único. Las piezas combinan los códigos estéticos característicos de la Manufactura con el toque refinado del diseñador. Las dos marcas han diseñado juntas esta colección decididamente moderna para atraer a los amantes de la moda urbana permitiéndoles expresar su singularidad.

Una colaboración en la encrucijada de dos mundos

Esta colaboración sin precedentes entre Audemars Piguet y la marca de moda 1017 ALYX 9SM, fundada en 2015, es el último ejemplo de una larga historia de celebración de los fuertes lazos forjados por la Manufactura con diferentes universos creativos, como el de la moda.

Al diseñador de Chicago le gusta jugar con materiales de calidad superior, de carácter innovador y muy técnicos para desarrollar creaciones sorprendentes y rompedoras. Ambas marcas comparten tanto el espíritu de vanguardia como la pasión por los detalles y el dominio de la artesanía. Además, tienen en común una visión sostenible holística.

«Una colaboración como esta me permite explorar y ampliar mis conocimientos a otra esfera de excelencia».

Estética moderna y refinada

Matthew Williams ve el reloj como la expresión de uno mismo. Para esta colaboración, la Manufactura y el diseñador han desarrollado una colección de estética minimalista compuesta por varias referencias que van desde los 37 mm a los 42 mm. Adaptables a todos los tipos de muñecas, estos sobrios relojes permiten revelar la personalidad de su portador y trazan un puente entre los universos de la moda urbana y la Alta Relojería.

En oro amarillo o blanco de 18 quilates, las cuatro Referencias incluyen dos Royal Oak y dos Royal Oak Offshore de diferentes diámetros. Es la primera vez que el mismo diseño se desarrolla de manera simultánea para ambas colecciones. Para mantener la estética lo más pura y nítida posible, Matthew
Williams y Audemars Piguet han reducido las esferas a su forma más simple, prescindiendo de los índices y la ventanilla de fecha en los modelos Royal Oak para resaltar el elegante acabado satinado vertical que decora las esferas de oro. El resultado son unos relojes monocromáticos atemporales donde la estética refinada se combina con la técnica relojera más avanzada.

Los dos modelos Royal Oak se fabrican íntegramente en oro amarillo de 18 quilates. El primero es un modelo de carga automática de 37 mm con indicación de horas, minutos y segundos, ideal para las muñecas más pequeñas. La esfera minimalista incorpora agujas de oro amarillo luminiscentes y las firmas «Audemars Piguet» y «1017 ALYX 9SM», la primera aplicada en oro y la segunda transferida. El segundo es un cronógrafo automático de 41 mm que hace gala de un minimalismo extremo en la esfera, hasta el punto de eliminar los contadores de cronógrafo y dejar tan solo las agujas girando a las 3, las 6 y las 9 horas. Estas dos Referencias Royal Oak se producen en series limitadas.

Los dos modelos Royal Oak Offshore siguen la misma pauta de minimalismo absoluto, sin rastro de la información habitualmente presente en la esfera. Únicamente la ventanilla de la fecha, emblemática de la colección Royal Oak Offshore, permanece a las 3 horas junto al monograma AP. Por su parte, la firma de 1017 ALYX 9SM se encuentra a las 6 horas. El diseño prescinde asimismo de los contadores de cronógrafo a las 6, las 9 y las 12 horas, con la sola presencia de las agujas como auténtica primicia en un cronógrafo. Estas ediciones limitadas de 42 mm están disponibles en oro blanco o amarillo de 18 quilates, una propuesta de estilo tan sobrio como deslumbrante. Estos modelos, provistos del sistema de brazalete intercambiable de la Manufactura, incluyen una correa adicional de caucho negro de marcado contraste.

Estas cuatro Referencias también presentan los refinados acabados realizados a mano emblemáticos de la Manufactura, con su alternancia de superficies pulidas y satinadas en un juego de luz infinito. El fondo está grabado con la inscripción «Limited Edition». 

Tres movimientos de última generación y una masa oscilante específica

Estas cuatro Referencias Royal Oak Automático, Royal Oak Cronógrafo Automático y Royal Oak Offshore Cronógrafo Automático contienen distintos movimientos de última generación.

El Royal Oak Automático de 37 mm alberga el calibre 5909, introducido en 2022. Con tan solo 4 mm de grosor late a una frecuencia de 4 Hz y tiene una reserva de marcha de 60 horas.

El Royal Oak Cronógrafo Automático de 41 mm está impulsado por el último movimiento de cronógrafo automático integrado, el calibre 4409. Este movimiento de carga automática, diseñado sin indicación de la fecha, está dotado de una rueda de pilares y una función flyback que permite volver a poner en marcha el cronógrafo al instante sin detenerlo ni ponerlo a cero primero. Este incluye un embrague vertical que evita cualquier salto de las agujas al detener o iniciar el cronógrafo. Un mecanismo de puesta a cero patentado garantiza el retorno inmediato de las agujas de los contadores a su posición original. Con una frecuencia de 4 Hz (28.000 alternancias por hora), posee una reserva de marcha de 70 horas.

Por último, los dos modelos Royal Oak Offshore están equipados con el calibre 4404, con cronógrafo integrado y función flyback. Este movimiento reúne las mismas características que el calibre 4409 en un grosor algo superior que resulta idóneo para las grandes dimensiones de la caja del Royal Oak Offshore. 

Todos ellos incorporan un fondo de cristal de zafiro que deja ver la masa oscilante creada especialmente para estas ediciones limitadas. De oro amarillo o blanco de 22 quilates, su diseño se ha grabado con la firma de 1017 ALYX 9SM, así como la indicación de la masa del rotor y el milímetro de Newton, en un guiño a los datos técnicos indicados por Matthew Williams en sus hebillas. El portador también puede admirar los exquisitos acabados ornamentales, tales como «Côtes de Genève», graneado circular, «rayos de sol», satinado y biseles pulidos. 

«Es la primera vez que concebimos el Royal Oak y el Royal Oak Offshore de manera simultánea, ¡y ha sido algo natural gracias al diseño nítido y contemporáneo de Matthew! En esto reside precisamente la belleza de esta colaboración: las sinergias.

Una pieza única en apoyo a los niños desfavorecidos

Junto a estos cuatro modelos de venta en las boutiques Audemars Piguet, el diseñador y la Manufactura han creado un Royal Oak Cronógrafo Automático único. Este modelo de 41 mm posee una caja y un brazalete bicolor de oro amarillo de 18 quilates y acero inoxidable. Esta combinación de materiales contrasta con una esfera de oro con revestimiento de PVD negro decorada con acabado satinado vertical. La esfera también exhibe las firmas de ambas marcas, así como las agujas de cronógrafo de oro amarillo. Completan el diseño tres agujas centrales de oro amarillo con revestimiento luminiscente para una legibilidad óptima en la oscuridad. Animado por el calibre 4409, este reloj combina una tecnología de vanguardia con una estética contemporánea.  surgidas nos han elevado mutuamente a nuevas cotas.»

Esta pieza se subastará durante la fiesta de lanzamietno de la colaboración entre Audemars Piguet y 1017 ALYX 9SM el 24 de agosto en Tokio.

La recaudación obtenida se donará a proyectos en apoyo de iniciativas de aprendizaje a través del juego de los niños desfavorecidos, especialmente gracias a la intervención de las ONG Kids in Motion y Right to Play. Kids in Motion respalda un proyecto específico en Lamu (Kenia), que permite a la población local consolidar su infraestructura y reforzar las actividades de su comunidad en la escuela. Right to Play utiliza el juego para desplegar el potencial de los menores. La elección de proyectos de aprendizaje basados en el juego se ha llevado a cabo siguiendo las recomendaciones de la Fundación Audemars Piguet y Matthew Williams, que lleva años trabajando en favor de los niños desfavorecidos. 

More from Ana María Ferrer
Las mejores terrazas (de invierno) en Madrid
Es fin de semana, ¡y queremos salir! Si bien los planes de...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *