5 consejos (imprescindibles) para evitar el pelo quemado

Las herramientas de styling forman parte de nuestro día a día: secador, plancha para el pelo, tenacillas… El resultado es un cabello peinado, bonito y brillante en tiempo récord. Eso sí, si no quieres quemar tu pelo y cortar por lo sano, sigue estos cinco consejos. ¡Palabra de experto!

Según un estudio publicado por Termix, para el 85% de los consumidores de plancha de pelo la principal preocupación es la salud del cabello a la hora de aplicar calor. Le siguen la potencia y rapidez de la plancha (un 55%) y su efecto en la durabilidad del peinado (50%). Y no importa que queramos el pelo liso o prefiramos marcar unas ondas: nuestro pelo con el calor se vuelve mucho más maleable, sus fibras internas quedan expuestas y al aplicar presión se fija la forma. Eso sí, su uso continuado puede traer como resultado un pelo mucho más opaco, seco y quebradizo. Para evitarlo, sigue estos consejos.

Seca por completo tu cabello

Si has de hacer una primera inversión que sea un secador muy potente. Es la primera regla y la que jamás has de romper si no quieres acabar con un mechón completamente chamuscado en la mano. Pero, ¿por qué es tan importante secar bien el pelo antes de moldearlo? Las planchas para el pelo alcanzan una temperatura media de 180º C, una temperatura constante “fuera de peligro”, pero que en el caso de tener el pelo mojado puede alterarse ya que el agua actúa como conductor del calor, lo que puede causar quemaduras.

Utiliza protectores del calor

Es un paso previo que muchas veces obviamos, pero sin duda es la base de nuestro cuidado. Ojo, un protector del calor no es aceite; a no ser que esté especialmente formulado para el cabello. Aplicado de medios a puntas para evitar apelmazar la raíz, crearemos una película que protegerá nuestra queratina natural (irrecuperable) y el resultado será mucho más pulido e hidratado, manteniendo el peinado durante más tiempo.

Siempre, controla la temperatura

Cada vez son las más planchas para el pelo que nos indican la temperatura. Es importante ajustarla según cada tipo de cabello. Si tienes cabello fino, utiliza una temperatura más baja, mientras que si tienes cabello grueso, utiliza una temperatura más alta. Trata de no utilizar una temperatura demasiado alta, ya que esto puede quemar el cabello.

Antes de repasar, esperar

Especialmente cuando utilizamos una plancha para el pelo con el fin de conseguir un acabado liso, es importante tener en cuenta estas dos premisas: el cabello ha de estar perfectamente desenredado y las fibras alineadas (por lo que se recomienda pasar un peine justo antes de la plancha) y, si es necesario realizar un repaso, esperar a que el mechón enfríe. Si dejáramos la plancha en la misma sección durante mucho tiempo, podría quemarse el cabello. Ha de ser un movimiento continuo y uniforme.

Si puedes, evita herramientas de styling a diario

Seguro que pensarás: es imposible. Pero sí, se puede. O al menos limitar su uso a una o dos veces por semana. Con el buen tiempo deja tu cabello secar al aire antes de peinarlo o, si buscas un acabado más natural, opta por un blow dray hair con la ayuda de un cepillo plano. Es el mejor para desenredar y conseguir, con la ayuda de un secador, un efecto ultraliso parecido al que se consigue con la plancha de pelo.

More from Ana María Ferrer
Milena Smit, nueva embajadora de Givenchy Beauty
Givenchy Beauty apuesta por rostros prometedores del cine español y presenta a Milena Smit como embajadora de la...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *