Respiración, baño de hielo y enfoque mental: el método Wim Hof llega a España

Wim Hof practicando su método de entrenamiento | IG: iceman_hof

Bajo el lema “Desafía tu Cuerpo, Conquista tu Mente”, el día 11 de marzo, RETO48 celebrará un taller para enseñar este inusual protocolo wellness que se ha hecho viral en poco tiempo.

No se trata de un reto viral. Aunque las imágenes de Elle Macpherson, David Beckham, Gwyneth Paltrow o Justin Bieber sumergidos en bañeras de hielo o gélidas aguas puedan sugerirlo, no hacen otra cosa que seguir este método. Creado por el deportista extremo holandés Wim Hof, conocido como Iceman, este método está basado en una técnica especial de respiración y entrenamiento a bajas temperaturas que tiene como objetivo -entre muchos otros- ayudar a fortalecer el cuerpo y la mente y que no lleva más de 20 minutos. Podemos conocer más sobre este método en el libro de Wim Hof que vende en Amazon.

Sara Álvarez, co-fundadora creadora del método RETO48 – empresa de wellness con un abordaje integral del fitness–, añade otros beneficios: “mejora del sistema inmunitario, incremento del rendimiento deportivo, mejora de la calidad del sueño y la concentración, reducción del estrés, una mayor regeneración de los tejidos y una interesante activación del tejido adiposo marrón (grasa parda).

Si quieres saber en qué consiste este entrenamiento, te explicamos paso a paso cómo se practica:

Respiración

Su técnica de respiración, inspirada en la práctica de meditación de los monjes tibetanos, ​​está científicamente reconocida y se trata de una hiperventilación controlada. Como explica la experta, “mediante estas respiraciones aumenta la frecuencia cardíaca y la presión arterial, se contraen los vasos sanguíneos, aumenta la temperatura corporal y mejora la capacidad de transporte de oxígeno en los pulmones. Por otro lado, la sangre se enriquece con más oxígeno en menos tiempo, mientras que el dióxido de carbono se elimina. A consecuencia de esto, se produce un ambiente alcalino en la sangre y se reduce la acidificación del cuerpo entre otros muchos beneficios”.

¿Durante cuánto tiempo? Hasta que pueda realizarse sin dificultad. “Lo ideal es practicarla tumbados, en un entorno seguro, con el estómago vacío y por supuesto dejar la mente en blanco y tratar de meditar”, añade Álvarez.

Exposición al frío

Una vez controlado el tema de la respiración, se puede empezar con las inmersiones en frío, de forma gradual. Al principio, recomienda Sara Álvarez, “basta con terminar tu ducha normal con unos cuantos segundos de agua fría, pero lo ideal es ir aumentando el tiempo y reduciendo la temperatura hasta ser capaces de hacer inmersiones en hielo durante un máximo de dos minutos”.

Durante el baño, hay que continuar con otro tipo de respiraciones -lo que buscamos ahora es centrarnos en una respiración nasal, lenta y con inhalaciones y exhalaciones largas y profundas- y centrarse en las señales que proceden del cuerpo”.

Enfoque mental  

El potencial de este método está en la combinación de los 3 pilares, siendo todos igual de importantes. Este pilar es la base de los otros dos. La mentalidad, el compromiso y la práctica constante harán que recuperes tu equilibrio interno y, como dice Wim Hof, conquistes “fuerza, salud y bienestar”.

Written By
More from Sara Menacho
Descubre las mejores escapadas de Semana Santa por España
La Semana Santa está a la vuelta de la esquina y, entre...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *