Belleza Tratamiento

8 curiosidades sobre tus pestañas y los mejores tips para cuidarlas

El pasado 19 de febrero fue el Día Internacional de las Pestañas y si bien lo las hacemos mucho caso habitualmente, Teresa Climent, licenciada en farmacia y Technical Manager de Nuggela & Sulé, nos cuenta ocho datos que (seguro) no sabías de ellas.

Las pestañas protegen los ojos frente a agentes externos como partículas, polvo, suciedad o bacterias.

Filtran la luz solar. Son una alarma sensorial contra los intrusos. 

Son fibras queratinosas más compactas que en el resto del vello del cuerpo, por eso es un pelo mucho más duro y más corto.

El número de pestañas superiores oscila entre 150 y 200, dispuestas en 6 filas que crean una malla tupida. Las pestañas inferiores, por su parte, forman 4 filas y su número varía entre 75 y 80.

Son eternas. Su acción biológica principal de protección del ojo, hace que solo entre el 10% y el 15% de los folículos de las pestañas estén en fase de crecimiento (fase anágena) frente al 85% en el cuero cabelludo. La anágena es la fase más sensible y a la que más puede afectar cualquier enfermedad o toxicidad en el organismo que genere una caída o pérdida de cabello. En ese supuesto, siempre caería antes el pelo de la cabeza y se mantendría el de las pestañas, garantizando su importantísima misión de protección de los ojos.

El ciclo de crecimiento de la pestaña, o fase anágena, suele durar un poco más de un mes, siendo el ciclo de crecimiento más corto de todos los pelos del cuerpo, pero su fase de reposo se alarga. En total, el ciclo capilar desde el nacimiento hasta la caída es de alrededor de 6 meses.

Su longitud máxima no suele exceder de los 12 milímetros.

Están diseñadas para ser altamente sensibles al tacto y ejercer de alarma sensorial desencadenando un movimiento reflejo que cierra instantáneamente el párpado al sentir una sensación o provocación intrusiva, protegiendo el globo ocular.

Un extra de mimos para tus pestañas

Para cuidarlas recomendamos siempre siempre desmaquillarlas, cada día antes de acostarnos. Utilizar preferiblemente fórmulas dermatológicamente testadas. En el caso de utilizar un algodón, no frotar, sino depositar el productos y suavemente retirar el exceso de maquillaje. Eso sí, si buscas mejorar su espesor y longitud, ¡estos son los «crece pestañas» que realmente funcionan! Su secreto es la constancia, aplicarlos diariamente con el ojo limpio antes de acostarse a ras de las pestañas, únicamente en las superiores.

1/ Amazonic Lash Treatment, de Nuggela & Sule (37 €).
2/ Suero purificado de pestañas, de Lilash (98 €).
3/ Glam Lashes, de Nost Cosmetics (c.p.v.).
4/ Lipocils máscara, de Talika (28,50 €).
5/ Lashes Refresh, de Dr. Dray Paris (59 €).
6/ Mäka Lash Booster Serum (49 €).