La mejor pasta italiana está en Madrid, en La tavernetta del Pirata

La ‘Little Italy madrileña’ poco tiene que envidiar a la neoyorquina. Y en ella, podrás encontrar La tavernetta del Pirata, un restaurante italiano (auténtico) donde disfrutar de la mejor pasta sin salir de Madrid.

El castizo distrito de Chamberí es sede de los mejores restaurantes italianos fuera de Italia y, para muestra La Tavernetta del Pirata (Santa Engracia, 26) es el lugar indicado para tomar la mejor pasta italiana. Estratégicamente ubicado en la esquina de Santa Engracia con Españoleto, calle dedicada a uno de los pintores más importantes del barroco español, José de Ribera, cuya estrecha relación con Italia –y más concretamente con la ciudad de Nápoles–, le valió el apodo de ‘Giuseppe Ribera’ o ‘Lo Spagnoletto’ (‘El Españolito’). ¿El motivo? Su baja estatura y a que siempre reivindicaba sus orígenes, siendo común que firmara sus obras como ‘español’. 

Pero más allá de esta casualidad, la historia de ‘La Tavernetta Del Pirata’ parece salida de una película de Fellini. Todo comenzó en Sant’Angelo de Ischia, un pequeño pueblo de pescadores en la icónica isla napolitana conocida como ‘l’isola del dio Sole’ (la isla del Dios Sol). “Nosotros, la gente de Ischia, solemos decir que Capri es hermosa porque se puede ver Ischia desde allí”, comenta Babi Poerio, cuarta generación de una saga familiar unida por el amor y la pasión por la cocina tradicional napolitana. 

Allí su bisnonno, fue un traficante de alimentos para dar de comer a su pueblo en la Primera Guerra Mundial. “Italia era pobre y escaseaban bienes básicos como la comida. Lucio, mi bisabuelo, un soñador de gran envergadura y delicada sonrisa, se sintió obligado a ayudar, emprendiendo una misión: ejercer de ‘contrabandista’, navegando las más de 30 millas que separan Sant’Angelo del puerto de Nápoles en su pequeño bote Aliseo de siete metros de eslora, con el que reabasteció al pueblo”.

En agradecimiento, aquél “pirata” recibió una donación años más tarde: una modesta pensión en las playas de Sant’Angelo. Lugar donde nació “La Tavernetta del Pirata” y que Babi trae a España con la idea de ofrecer la mejor cocina tradicional napolitana (que no típica) en una carta donde el mar está presente bajo el lema de “Dal mare alla pentola e della pentola alla tavola” (del mar a la cazuela y de la cazuela a la mesa)

La mejor pasta italiana

Su carta es una auténtica delicia. De aperitivo la Pizzella y La Provolona son dos de sus imprescindibles. De principal, cualquiera de sus pastas es brutal, ahora con motivo del Festival del Parmigiano Reggiano cuentan con un plato muy especial: los Ñoqui de Jaime, creado en honor a uno de sus clientes con una historia muy bonita detrás, ¡tendréis que ir para que os la cuente Babi en persona! Y sus especialidades: Penne alla Pirata y los Bucatoni del Nonno. ¡Todo riquísimo! Otras de sus propuestas que también nos llamaron la atención son la Carbomare (al carbonara de siempre en versión marinera) o los Lingue al Bogavante.

Eso sí, ya te avisamos, deja hueco para el postre… Porque el Tiramisú della Nonna es espectacular, también su crêpe alla Nutella o si quieres algo más especial al Pistacchioo. Y no dejes de probar algunos de sus vinos de Ischia, ¡muy MUY buenos!

More from Ana María Ferrer
El Festival MadBlue 2023 reúne a 17.000 asistentes en Madrid
El Parque del Oeste fue testigo de un fin de semana de...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *