Picasso por los grandes maestros: de Cecile Beaton a Irving Penn

Cuando hablamos de pintura es imposible no mencionar o no conocer a Pablo Picasso. El artista y creador del cubismo. El pintor arriesgó, junto con Georges Braque, y continuó desarrollando sus diferentes facetas artísticas a un ritmo comparable a la rapidez de los cambios culturales y tecnológicos del siglo XX.

El Museo Picasso-Colección Eugenio Arias presenta la exposición “Picasso por los grandes maestros: de Cecil Beaton a Irving Penn”. Es un recorrido por los fotógrafos del siglo XX que tuvieron un papel decisivo en la construcción del mito Picasso. Fue uno de los artistas más fotografiados del siglo XX y una de las personas más carismáticas y fotogénicas de la historia.

Volvemos a ver la esencia del artista

Pablo Picasso encarnó el ideal del artista moderno, convirtiéndose en un icono universal de la cultura moderna con la complicidad de la fotografía. Conocía el poder de comunicación de la imagen y comprendió muy pronto su importancia en la transformación de una imagen pública. Igualmente trabajó mucho su capacidad para alimentar el culto a la personalidad del artista.

En ese sentido, la exposición invita a acercarse al artista, a sus formas de pensar y trabajar. Asimismo evoca muchos momentos cruciales de su vida artística y personal en sus más de 70 años de carrera, a través de 65 ilustraciones de maestros clave de la historia de fotografía. En la exposición están presentes instantáneas de grandes como Man Ray, Cecil Beaton, Robert Capa, Willy Rizzo, Gjon Mili, David Seymour, Michel Sima, David Douglas Duncan e Irving Penn.

El recorrido de la muestra comienza con un joven Picasso de 26 años en el artístico barrio de Montmartre en París, la capital mundial del arte de la época, hasta el Picasso de 86 años en Mougins, en el Sur de Francia. Estuvo desde 1904 hasta finales de la década de los 40. En este largo recorrido, también se encuentran instantáneas con su primera esposa Olga Khokhlova en París, con su amante Dora Maar y su perro afgano en la playa. También con su musa Sylvette, con Françoise Gilot, o bailando con su segunda esposa Jacqueline Roque. Además imágenes desde sus estudios de París de la rue Boetie o de la rue de Grands Agustins a sus distintas residencias en el Sur de Francia. Algunas de ellas son: el castillo Grimaldi en Antibes, la Villa La Galloise en Vallauris donde descubrió la cerámica, o la célebre Villa La Californie.

Written By
More from Paula Torralba
10 podcast que te acompañarán este verano
Siempre hay tiempo para escuchar un podcast. ¿Playa? ¿Piscina? ¿Montaña? No importa...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *