¿Te apuntas al gimnasio en septiembre para desapuntarte semanas después?

No estás solo. Septiembre es el momento de los buenos propósitos. Y uno de ellos es, sin duda, hacer ejercicio. Pero si no quieres ser uno “de esos” que no vuelve o se desapunta semanas después, sigue estos siete consejos.

Junto con enero, septiembre es el mes en el que más aumenta el número de matrículas en los gimnasios. Sin embargo, el porcentaje de los que siguen asistiendo con regularidad a sus entrenamientos semanas después es muy bajo. Sara Álvarez, co-fundadora y creadora del método RETO48, sabe por qué ocurre y nos da las claves para no abandonar en el intento.

Ponerte en manos de profesionales

“Solo ellos podrán hacer una valoración objetiva y desarrollar un plan de acción personalizado en función a tus objetivos para que los resultados se aprecien cuanto antes. Esto último es fundamental para mantener la motivación al principio”, explica Sara Álvarez.

Que el tiempo pase volando

Aun así, probablemente haya que probar con distintas disciplinas en el caso de optar por clases colectivas o una actividad en concreto. “Es indispensable que te guste y estés deseando que llegue el momento de ponerla en práctica y que el tiempo pase volando es el mejor indicativo de acierto. Pasarse la clase mirando el reloj y calculando cuánto falta para terminar indica que no estás en el sitio adecuado”, añade Álvarez.

La frecuencia es la clave

Sara Álvarez lo tiene claro: “yo siempre recomendaría empezar con un mínimo de 3 días por semana intercalando uno de descanso, para dejar que el musculo se recupere. Por debajo de esa frecuencia es más difícil crear un buen hábito”.

El cortoplacismo es garantía de no abandono

Como aconseja la experta, “deberíamos empezar por ponernos pequeñas metas semanales y no querer abarcarlo todo demasiado rápido. En ese sentido, la figura del entrenador personal es fundamental”.

El ejercicio es lo primero

“Hay que bloquear la agenda y tratar de marcar una hora fija en tu día a día para entrenar. Te resultará más sencillo y será más fácil que se convierta en una rutina como cualquier otra. Cuando no se tiene una hora fijada el ejercicio no se convierte en algo prioritario y la mayoría de las veces será relegado ‘para más tarde’ y absorbido por otras obligaciones”, aconseja Álvarez.

48 días, el plazo obligado

Olvídate de la ley de los 21 días. “En el caso del ejercicio físico son de 48 a 66 o de 8 a 10 semanas los que hay que entrenar para que el deporte pase a ser una parte imprescindible de tu vida y notar resultados que te motiven aún más. En esto consiste precisamente la metodología de RETO48”, explica la experta.

No descolgarse

En ocasiones, pasar unos días fuera de la ciudad o una época de pico de trabajo que dificultan acudir al centro de entrenamiento pueden dar al traste con el plan de actividades deportivas. En ese sentido, recomienda la experta, “resultan muy útiles las plataformas como RETO48 ON DEMAND que permiten seguir con la rutina desde cualquier dispositivo móvil, a cualquier hora del día y estés donde estés”.

More from Ana María Ferrer
Que tu piel brille en 2021
Tenemos una obsesión: la luminosidad. Porque una piel con luz es una...
Read More
Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *